Barcelona

20 sept. 2011

Fue mucho más agradable la compañía de este hombre que solo quería conversar con alguien e incluso me dejó darle de comer a los conejitos que tenía, que la mirada de desprecio del portero de Cartier.

Este es el mundo en el que vivimos.

6 comentarios:

DRiLiTHRa dijo...

Normalmente la cantidad de dinero que se tiene es proporcional a la cantidad de humanidad que se pierde...
Así funciona el mundo... Y cuanto más tiene la sociedad en la que vivimos más vacíos nos sentimos...

((*natsi*)) dijo...

"Normalmente la cantidad de dinero que se tiene es proporcional a la cantidad de humanidad que se pierde..."
que gran zarón Rrilithra

Por lo menos te cruzaste con alguien agradable ^^ que aunque no trabaje en cartier, era más feliz y tenia conejitos (L)!

.:Dragonfly:. dijo...

Lo bueno que tiene lo no material. Creo que puedes mirar con mucho más orgullo ahora al portero de Cartier, no por el echo de tener más, si no por el echo de sentirte mejor. ^^ Este tipo de experiencias son las que más me gustan; como la mujer aquella que se nos puso a contar chistes mientras desayunábamos ;)

Jade dijo...

Los más humanos no son los que tienen más dinero.
Odio ese tipo de tiendas o lugares en los que te juzgan nada mas verte y te miran por encima del hombro, cuando no te miran mal, claro. ¬¬

Los conejos son preciosos ^^

Al dijo...

Cosas como esta me demuestran que la educación no tiene precio... El ser humano, que a veces ni se reconoce a sí mismo.
(-Off topic total-, coñe, pero es que yo quiero un conejito xD)

Sistinas dijo...

Seeeeeh, es que ser portero de cartier te da mucho status, claaaaro!
Para mi un portero es un portero, ya sea de cartier, como de un conventillo... xDDD

Pero me encantó la frase del primer post, la pura verdad!